Inicia negocios exitosos rápido y sin derrochar recursos.                                                                                                                                               
 
        Uno de los errores más comunes que cometen los emprendedores es creer que si construyen una gran compañía y tienen una producción increíble, los clientes van a llegar por sí solos y al menos en la mayoría de los casos esto no es así. Por esta razón es importante implementar una adecuada administración desde un inicio, y como emprendedor tienes una herramienta que te será de mucha utilidad para tener un buen rendimiento en tu proyecto.  
        En palabras del empresario Roy Bahat “¿Qué pasaría si los negocios se construyeran desde cero para descubrir qué es lo que realmente quieren los consumidores?”. (Ries, 2011). Muy seguramente construiremos compañías con éxito porque tendremos la certeza de que vamos a ofrecer cosas por las que la gente realmente está dispuesta a pagar; para esto tenemos la metodología Lean Startup que nos va a servir para crear productos y servicios con el menor desperdicio de recursos posible, principalmente dinero, tiempo y esfuerzo en productos que la gente no quiere comprar.  
Para las incubadoras es fundamental que los emprendedores conviertan sus ideas en productos y claramente hay que tener intención de mejorar la tasa de éxito de los productos nuevos e innovadores.   Para esto, Eric Ries, el creador de esta metodología propone aplicar el método científico haciendo experimentos basados en hipótesis de negocios, lanzamientos, iteración de productos y consiguiendo un aprendizaje validado para servir a la creación de empresas, teniendo la ventaja de probar tu idea desde un Producto Mínimo Viable ahorrándote el desperdicio de capital y teniendo retroalimentaciones de tus posibles clientes para mejorar tu producto hasta que se llegue a la versión final y tengas una gran seguridad de que tu compañía va a funcionar.  
La metodología se basa en 4 puntos clave: Primero tienes que Identificar las hipótesis, es decir, qué esperas de tu producto y qué espera la gente que haga tu producto; En segundo lugar tenemos, el Diseño de experimentos en el cual pones en marcha tu primer prototipo de lo que vayas a ofrecer en un Producto Mínimo Viable donde se pueda interactuar con él y que realicé las funciones para las cuales lo destinaste; En tercer lugar vas a Obtener hechos, en esta parte consigues la retroalimentación de los posibles clientes sobre tu producto;  por último, harás  un recuento de las Lecciones Aprendidas y es momento de construir tu producto final.También es indispensable que tengas estrategias para conocer tu mercado, es importante que en primer lugar descubras a tus clientes y los valides, a esta parte  se le llama “pivotar” y en segundo lugar que tomes la iniciativa de crear clientes, por último, que comiences la creación de tu compañía.   
      En el método Lean Startup es esencial tener una idea de qué tanto valor va a aportar tu producto o servicio a la sociedad y qué tan interesados están en pagar por ello. Scott Cook, Director de Ebay dice que “Los negocios son demasiado importantes para dejarlos al azar”. Como ejemplo tenemos a compañías como Google, Toyota y Facebook que adoptan en su sistema ésta metodología que seguramente si la aplicas correctamente, te ayudará a tener una tasa de éxito mucho mayor en tu empresa.  

-Jorge Israel Peña Gutierrez

 Especialista en incubación de negocios 

  • Facebook
  • Twitter

5534148067